0 propiedades encontradas de 0 en Trieste

Especialistas en la búsqueda de la casa ideal Escríbenos!

Tu petición ha sido enviada Enviar otra petición

Trieste

Trieste es la ciudad de las mil caras. Su lado cosmopolita nace, de hecho, de su particular posición geográfica y por haber sido siempre un importante puerto, cuyas transacciones comerciales se han llevado a cabo con Europa central y los países mediterráneos. A menudo considerada como la ciudad fronteriza de varias naciones - Croacia, Eslovenia- ¡se trata de una ciudad verdaderamente sorprendente! Por donde han pasado numerosos personajes célebres y famosos literatos. Esta ciudad, con libertad de pensamiento, ha permitido el desarrollo de diversas corrientes literarias, de ahí la profusión de cafés que James Joyce, Svevo, Saba, Stendhal y otros, visitaban.
En la mayoría de estos "cafés literarios" todo ha permanecido como entonces y estos cafés se han convertido en una auténtica atracción turística. Le aconsejamos hacer una pausa en el Café degli Specchi situado en la Piazza Unità o en el Café Tommaseo, que data de 1830, el más antiguo de Trieste. Uno de los monumentos más bellos de la ciudad es el Castillo de Miramare, construido en la década de 1850, a petición del archiduque Fernando Maximiliano de Habsburgo, para él y su esposa, Carlota de Bélgica. Tiene vistas al mar y cuenta con amplios jardines. La residencia de la pareja, que amaba el mar y el estudio de las plantas, sigue siendo hoy día una joya para los visitantes. Si siente curiosidad por las formaciones rocosas naturales, no se pierda la Cueva Gigante, que se remonta a 10 millones de años. Accidentalmente descubierta entre 1890 y 1908, está abierta al público desde hace casi un siglo. Dentro de este lugar de asombrosa belleza, verá una estalagmita, "la Columna Ruggero", de 12 metros de altura. Además, disfrutará de la gastronomía de Trieste, de tradición austro-húngara: sus platos que recuerdan a los de Viena o Praga. De hecho, existen muchas maneras de cocinar la carne con patatas y verduras. Le instamos a probar la "Jota", una sopa hecha con judías, col, patatas y deliciosas salchichas o el famoso "goulash" o el cordero "al Kren". Si prefiere pescado, pruebe las anchoas marinadas y el bacalao. Para una comida rápida, vaya al centro de la ciudad para disfrutar de un panino en Casa Pepi. ¡Y por supuesto, no se pierda los excelentes vinos de la región!

ARRIBA